Historia

Hasta 1997: Los inicios.
La escasez de talleres para artistas era una demanda de la Associació d’artistes visuals de Catalunya (AAVC) desde 1993. Mientras se iban generando y consolidando nuevos espacios de difusión –el MACBA, la Virreina, la Fundació Tàpies, Centre d’Art Santa Mònica…) –, la ciudad de Barcelona todavía no había desarrollado las bases para generar el contenido de los nuevos contenedores de arte ni había establecido estructuras de apoyo a la producción artística. Después de tantear varios espacios en la ciudad, finalmente, a mediados del 1996 la AAVC alquila la antigua fábrica textil propiedad del Marqués de Santa Isabel situada en el pasaje del mismo nombre, en el barrio de Poblenou de Barcelona. En aquel momento, el proyecto inicial de Hangar basado en facilitar espacios de trabajo a creadores, se amplía y se empieza a trabajar por la creación de un centro de recursos para la producción artística. Mirco Meyetta fue el arquitecto que realizó el proyecto de reforma e hizo realidad el primer Hangar.
El 20 de junio de 1997 Hangar abre sus puertas.

1998 – 2002: El giro conceptual. Apuesta por las artes multimedia y el net-art.
Bajo la dirección de Florenci Guntín y con la plataforma Kònic thtr como residente, Hangar se refuerza en la producción y la postproducción de proyectos multimedia, lo que provoca una revisión del proyecto y la creación del Medialab (actualmente formado por el laboratorio de imagen digital y el laboratorio de interacción). Uno de los objetivos del Medialab es contribuir a la autonomía del artista para producir su propio trabajo. En este sentido se conformó un programa de seminarios para formar a los artistas en técnicas de edición y programación para la producción de piezas multimedia. Paralelamente, se iniciaron también experiencias pioneras en el ámbito de las artes digitales como la creación de un archivo de net-art en 1998.

2002- 2005: La Fundació privada AAVC.
En 2002 se crea la Fundació privada AAVC, que otorga una personalidad jurídica propia a Hangar. La constitución del patrimonio fundacional se realiza gracias a la donación de obra original por parte de diversos artistas visuales como Antoni Abad, Sergi Aguilar, Frederic Amat, Evru, Luis Gordillo, Joan Hernàndez Pijuan, Robert Llimós, Antoni Muntadas, Perico Pastor,  Jaume Plensa, Susana Solano,  Antoni Tàpies, Francesc Torres, y obra gráfica de Arranz-Bravo, Ràfols Casamada, Miguel Condé, Florentino Diaz, DIS Berlin, Jose Luis Fajardo, Jorge Galindo, Teresa Gancedo, Juan Genovés, Montserrat Gomez-Osuna, Josep Guinovart, Sohad Lachiri, Carlos León, Robert Llimós, Daniel Machado, Feli Moreno, Jorge Oteiza, Soledad Sevilla, Manolo Quejido, Rafael R.de Rivera, Sergio Sanz, Schlunke, Salvador Victoria i Carlos Franco. Este patrimonio es el que actualmente conforma el Fondo de Arte de la Fundación.

El mismo 2002, Manuel Olveira es elegido director de Hangar por primera vez por concurso público, y el centro empieza a experimentar y consolidar gradualmente un modelo propio de producción y difusión. Durante este periodo también se amplía la red de intercambios con otros centros de producción y se consigue reconocimiento y visibilidad tanto en el ámbito local como nivel internacional.

2005 – 2009: Código Libre
Pedro Soler releva a Olveira como director de Hangar el 2005. En su programa, el laboratorio de arte interactivo del centro recibe un impulso definitivo a nivel nacional e internacional. También durante este periodo y siguiendo el objetivo de Hangar de facilitar herramientas a los artistas que se los permita ser autónomos en la realización de su trabajo, en 2006 se inicia junto con la AAVC el programa de Formación Continua para artistas visuales. Se aprueba también el plan de usos y el proyecto arquitectónico que permitirá la ampliación de Hangar. Al mismo tiempo, Hangar continúa ampliando y fortaleciendo sus vínculos con su entorno más cercano, específicamente con las asociaciones vecinales y los talleres de artistas que todavía permanecen activos en el Poblenou, e incrementa el número de co-producciones con otros centros de la ciudad.

A partir de 2010 – Hasta la actualidad: Nueva área de I+D artística.
A finales de 2009 se vuelve a convocar un concurso a dirección y Tere Badia es elegida directora. Bajo la perspectiva de dar cabida dentro del centro a los procesos de pre-producción, producción y post-producción en las artes visuales, se crea la nueva área de Investigación. El objetivo de esta nueva área es impulsar la investigación artística, y generar contextos propicios para la transmisión intersectorial de conocimientos. Al mismo tiempo, se establecen nuevas alianzas con colectivos de experimentación, universidades, centros de investigación y otras organizaciones y programas que comparten con Hangar objetivos, métodos y contenidos.
Ese mismo año, empiezan las obras de ampliación y rehabilitación de Hangar. Los nuevos edificios incluyen un nuevo plató, un espacio muy equipado por los varios laboratorios técnicos y tecnológicos, y una casa para artistas, que contribuye a la consolidación y a la diversificación del programa de residencias de Hangar.

Uso de cookies: Utilizamos cookies en este sitio web para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. CERRAR