Invierno-Primavera. Sergi Botella en Sis Galería

sis galería es un espacio alimentado por un contexto de personas que va creciendo: si te toca te acoge y pasas a formar parte de él. De este modo me sentí interpelado a hacer algo y así me veo hoy participando de este proyecto, invitando a su vez a otros colegas.

sis galería es también un lugar de posibles. Es poroso y permite reescribir nuevas historias sin pautas ni condiciones. Es un espacio sin protocolos donde un texto como este tiene cabida. El proyecto de seis galería funciona del mismo modo que yo entiendo mi proyecto en él, desde el boy escout. De este modo las exposiciones no serán nada más y nada menos adecuadas u oportunas, serán simplemente necesarias y queridas.

En un marco así, el ejercicio que me planteo es el de profundizar en el trabajo de unas artistas con quienes he compartido mucho y donde quiero sobrepasar el límite de la proximidad respecto a su práctica. Entrar sin que me noten y asistir en el que precisen. Entender los desórdenes internos.

4 exposiciones, 4 acompañamientos por orden de aparición: Sergi Botella, Gerard Ortín, Vicente Vázquez / Usue Arrieta y Momu & No Es.

* * *

Para esta primera muestra que se centra en el trabajo de Sergi Botella, después de varios meses de charlas intermitentes y de revolver en oscuros materiales, hemos decidido mostrar una colección de elementos conectados desde el subconsciente. Todos ellos dan título a la exposición, Invierno-Primavera, en una suerte de temporada inadecuada e incómoda. Complementos de vida que no encajan en ninguna estación.

Invierno-Primavera claramente no es una lucha de contrarios. No es un binomio de opuestos. Se trata de una combinación de improbables que  cataliza en múltiplos. Son trabajos que van desde el 1992 al 2013 sin ninguna pretensión de retrospectiva. No hemos intentado ligar jefas, sólo hacer saltos de caballo que conectan químicamente una cosa con la siguiente, todavía hayan pasado más de veinte años entre una y la otra. Hay piezas rescatadas, reelaborades y reinscrites en nuevas narraciones, como en cualquier otra parte. Aquí simplemente subrayamos esta evidencia.

El trabajo de Sergi Botella es de implicación vital, puesto que él se ha construido como sujeto desde lo artístico. Sus inquietudes y sus pulsiones han configurado su práctica y, indirectamente, su persona. Empezó en las artes aplicadas al mismo tiempo que se introduce en ambientes de música electrónica montando sus propios sellos y participante como cantante de algún que otro grupo. Dos ambientes, el del arte y el de la electrónica, que no se han mezclado nunca, han funcionado de forma paralela sin tocarse.[1]

La música electrónica y el ambiente nocturno, obviamente no como único lugar, se presenta como paradigma de una disolución del individuo en lo colectivo. El éxtasis de los cuerpos individuales que se juntan en uno solo.

Para su trabajo Sergi elige el lugar más frágil y permite que sean los otros quién tomen el control de su autorepresentación. A través de su madre, su ex-pareja o los colegas, construye subjetividad bajo la mirada del otro. Presenta un cuerpo, cedido y abierto al diálogo con el ajeno (conocido y desconocido), que es modificado y modelado constantemente.

En la muestra se presentan diversas de estas improntas de su recorrido, estos puntos claves o «chicas de la curva», pues hay mucho fantasea en la memoria y de deformación en la explicación, lo único que importa es como estas se reviven con intensidad una y otra vez.

— Marc Vives

[1] El próximo viernes 5 de abril a las 21.00 h en NauEstruch presentación, a medio camino entre un screening de vídeos y una clase de música electrónica, a cargo de Sergi Botella.

Categorias: News | Etiquetas: ,

Uso de cookies: Utilizamos cookies en este sitio web para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies