Entrevista a Juan A. Romero sobre Live Coding

Entrevista a Juan A. Romero, guitarrista, musicólogo e ingeniero musical, miembro del live coding ensamble: Benoît and the Mandelbrots, además uno de los organizadores del live.code.festival 2013 el pasado 19-21 de Abril en Karlsruhe, Alemania.

Lina: Fuiste uno de los más involucrados en organizar el live.coding.festival en Hochschule für Musik Karlsruhe a mediados de abril. Por qué habéis decidido hacer este encuentro? Cómo fue posible hacerlo? Cuál es el propósito? Cómo fue la experiencia de hacer este festival?

Juan: La idea de hacer un festival en Karlsruhe la estábamos considerando desde hace varios años. En un principio teníamos la idea de organizar el próximo simposio de SuperCollider, pero en algunos diálogos por twitter y la mailingslist de TOPLAP, llegamos a la conclusión de que era necesario hacer una especie de encuentro internacional para intercambiar ideas, conectar un poco más la escena y tener una visión conjunta del estado actual de la escena de live coding, tanto en el lado artístico como en por el lado de los desarrolladores y creadores de software y lenguajes para la programación en vivo. El último evento de gran calibre solo sobre live coding fue el LOSS que fue en el 2007. En el 2010 decidimos realizar el evento aquí pero esperando 2 o 3 años a que nuestro nuevo edificio y sala de conciertos estuviera terminado para poder realizar todo el evento dentro de nuestra universidad. En el 2012 se realizó /*vivo*/ en la ciudad de México, que fue un gran evento, pero solo con unos cuantos representantes de la escena europea. Nosotros y nuestros asesores optamos por un llamado abierto para que se presentara gente de todas partes del mundo y con diferentes tipos de música, lo cuál salió muy bien, pues el festival resultó muy diverso e interesante sin dejar el paradigma del live coding como tema central.
La organización la tomamos Patrick Borgeat y yo, con el permiso del director del IMWI (Institut für Musikwissenschaft/Musikinformatik) Prof. Dr. Thomas Troge quién se encargó de la organización ejecutiva y la adquisición de fondos y patrocinadores para el evento. Con este patrocinio fue posible pagar parcialmente por algunos gastos para los artistas con pocos recursos o sin patrocinio de su institución de origen. Antes de la Open Call, escribimos a algunos live coders y programadores renombrados para servir de críticos para estas presentaciones. Con base en estas calificaciones, convocamos a los mejores hasta llenar el programa que teníamos planeado. Lastimosamente tuvimos que rechazar bastantes presentaciones, pero el tiempo fue muy limitado.

El propósito era reunir a la escena de live coders, verlos en concierto, escuchar sus nuevos desarrollos, conectar más la escena, entrar en diálogo con otros para futuros desarrollos, cooperaciones, conocer gente que comparte el mismo interés y sobre todo pasarla bien y con buena música.;)

La organización del festival fue un poco estresante, especialmente los dos meses antes del comienzo del festival. Nosotros nos esforzamos por comunicar bastante con los artistas y presentadores para que no queden dudas o haya malas sorpresas en el momento de la presentación. Al parecer todo salió muy bien;) Fue muy gratificante ver cómo en los tres días de festival la gente se conoció, forjaron amistades y muchos siguen aún en contacto. Los conciertos fueron muy diversos, con diferentes cualidades musicales para todos los gustos y las presentaciones estuvieron maravillosas. Así que por nuestro lado, se cumplieron todos los objetivos que nos habíamos propuesto. Claro que hubiéramos podido hacer un par de cosas mejor, y ahora después de esta experiencia haremos algunas cosas diferentes, quizás para una futura segunda edición del festival;) Pero como organizadores, quedamos bastante satisfechos con lo que logramos, y hemos recibido muchos mensajes de agradecimiento y felicitaciones, así que no es solo nuestra impresión.:)

Benoît and the Mandelbrots

Benoît and the Mandelbrots en el live.code.festival 2013 – IMWI HfM Karlsruhe.
Foto: Daniel Bollinger.

L: El live coding, de la manera más “tradicional”, tiene ciertas características como por ejemplo enseñar el código en una proyección; sin embargo muchos live coders tienen otro tipo de propuestas en las que no siguen esta “norma”. Sigue siendo live coding esto? Cuál es la importancia de mostrar el código y que el público sepa y vea la programación y que lo que se está haciendo es en directo?

J: Bueno, la programación en tiempo real ha sido posible ya desde bastantes años. Hasta donde yo sé, hubo algunos experimentos con FORTH y otros lenguajes dinámicos que permiten cambiar el código mientras se está ejecutando. En ese entonces el live coding no estaba siendo visto como una nueva forma de presentación, lo cual ahora es más abiertamente aceptado, precisamente al mostrar la pantalla y proyectar lo que sucede, es una forma de reemplazar las acciones y gestos que normalmente se hacen al interpretar un instrumento. Hasta el movimiento de los dedos al escribir en el teclado es muy minimal y no se puede percibir cuando el intérprete está detrás de su portátil. Sin embargo no creo que esta sea la razón principal por la que proyectar las pantallas se convirtió en es estándar para los conciertos de live coding. Según el TOPLAP manifesto, lo importante es mostrar sus pensamientos, tratar de comunicar las ideas que se están expresando por medio de algoritmos, funciones y rutinas, y transmitirle a la audiencia estos pensamientos e ideas que normalmente están escondidos detrás de la música. Otra razón es obviamente para demostrar lo que se está haciendo, y que no es sencillamente presionar un botón de reproducción sino en realidad es un momento muy virtuoso donde se usan todos los elementos a la mano y hasta mostrar errores y problemas para dar un buen concierto. Errores, crashes y problemas son parte de una performance de live coding, y entenderlos y solucionarlos es parte del concierto tanto para el intérprete como para el público.

L: Qué pasa con el público no especializado, puede alguien que no conoce la programación o el código disfrutar igual de un concierto?

J: Al final se trata de música, así que la idea es que cualquiera disfrute de la música, sin importar su background. Mucha gente que no sabe de programación se interesan al ver lo que es posible hacer con un computador, precisamente no solo “apps” o escribir emails, sino hacer música en vivo e improvisar y usar el computador como un instrumento musical. La visualización del código fuente puede ayudar al oyente no experto a ganar información de cómo el intérprete está pensando o componiendo su música. También es deber del programador tratar de nombrar sus variables y escribir claramente si su idea es que el oyente descifre también esta información. Como dije al principio, si sólo programadores pueden disfrutar de esta música, entonces alguien está haciendo algo mal.;)

L: Qué entornos de programación son los mas utilizados para hacer livecoding? Qué lenguaje utilizáis con Benoît and the Mandelbrots? y a propósito de los Mandelbrots, cuales son las pautas que tenéis a la hora de hacer un concierto (si es que tenéis alguna) teniendo en cuenta que son performances basados en la improvisación? Cómo os acomodáis a las características del sitio y el público?

J: Hay varios entornos que son ampliamente usados como SuperCollider, pues se usa mucho para proyectos de audio en general y permite también programar en vivo, así que es usado para diferentes tipos de proyectos. Chuck o Impromptu han sido desarrollados específicamente para programar en vivo, y tienen una buena base de usuarios, pero son lenguajes muy nuevos y requiere un poco de tiempo para alcanzar una gran base de usuarios como la tienen ya SuperCollider, Max/MSP o PureData. Max y PD también son ampliamente usados para programar en vivo, pero carecen a veces de funciones específicas para este tipo de performances, además al proyectar las pantallas, con patches sencillos es muy comprensible para la audiencia, pero cuando el programa se hace más grande y complejo es más difícil de entenderlo que el código escrito, que como mencioné anteriormente, puede ser escrito muy comprensiblemente para el lector, si el programador así lo desea.

Con los Mandelbrots usamos SuperCollider. Uno de nosotros usó Max/MSP para los primeros conciertos, pero para sincronizarnos más fácilmente e intercambiar código, ideas y descubrimientos (en esa época estábamos todos comenzando a aprender SuperCollider) se decidió pasar a usar SuperCollider.

Nosotros no tenemos pautas. Nos gusta experimentar. Lo importante es ensayar mucho. Mucho! A veces ensayamos cada día por una o dos horas. No siempre, pero cuando tenemos algún evento importante. Esto es muy productivo, porque te deja ensayar nuevas ideas que puedes usar en el concierto. Si te gusta mucho algo, lo puedes grabar en un ‘snippet’ o ‘macro’ para reusarlo en el concierto. La música que hacemos depende mucho de el lugar y la audiencia donde tocamos. Si es en un club, obviamente haremos algo más rítmico y fuerte para que la gente baile. Si es una sala de conciertos hacemos algo más experimental y ruidoso aunque combinamos secciones de ambient y relajadas y tratamos de ofrecer una buena gama de géneros y sobre todo transiciones entre estos géneros para combinarlos y llevar a la audiencia de una parte a la otra. Para algunos conciertos tratamos de definir una forma grande, por decir: comenzamos así, en la mitad hacemos esto y finalizamos así. O tratamos de hacer repeticiones de secciones para volver a terminar como comenzamos, o este tipo de formas. Pero generalmente son decisiones que tomamos cuando estamos tocando y vemos un poco la reacción del público y la nuestra. Para eso usamos el chat, hablamos y decidimos cual será nuestra próxima movida.

L: Hay algo que quieras decir en relación a el “futuro” del livecoding? (o invitar a gente a probar esta forma de hacer música?)

J: El futuro es ahora. Se están desarrollando muchos entornos y lenguajes específicamente para programar en vivo. Ahora es el momento de integrarse en la comunidad, ser parte de esto y ayudar con el desarrollo, así sea solo usando un entorno, darle reportes a los creadores es de bastante ayuda, para mejorar y actualizar los sistemas con las ideas que tienen los artistas y usuarios.

La programación interactiva ahorra mucho tiempo a la hora de programar, mientras normalmente tienes una fase de escribir código, corrección, compilación, ejecución y luego de uso, el live coding recorta este proceso a: escribir código y usarlo, así que cualquiera que sea utilización de live coding, por ejemplo para programar juegos, websites, animaciones, música, etc… la programación interactiva ayuda en este proceso creativo a tomar decisiones y descubrir diferentes procesos que uno ni siquiera había pensado y tal vez por error se llegó allí. Es hora de perderle el miedo al código y comenzar a crear.;)

Uso de cookies: Utilizamos cookies en este sitio web para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies