Novedoso y transgresor?

Cuánto tiempo necesita la música pop y sus personajes, objetos del marketing, para dar como novedosos y transgresores actos que ya han sido presentados anteriormente en el contexto artístico?

Hace unas semanas fui a Razzmatazz a ver a MiNE! un grupo de pop Indie de la nueva escena barcelonesa, aparentemente tranquilo en la escucha del disco. Con este nuevo trabajo, el grupo ha alcanzado una madurez sonora que tendrán complicado superar. El disco tiene un sonido completo, capaz de agrupar las canciones en un único proyecto pero a la vez con matices no repetitivos que hacen que sea un disco potente tanto a nivel instrumental como en método de grabación.

Para el directo habían montado una gran escenografía como presentación de su disco, donde había plantas, teléfonos, mesas e instrumentos varios. Todo decorado con un toque vintage, vamos, lo que se lleva ahora en Barcelona. Hasta ahí todo bien. Intentan que el directo tenga algo diferente del disco, que si alguien va a escucharlos y sobretodo a verlos, tengan algo que aportar más allá de lo musical.

De repente empiezan a tocar y en un momento cualquiera, uno de los músicos coge el teléfono y simula que habla a través de él. Una vez finalizada la conversación, lo aporrea hasta tirarlo al suelo y destrozarlo, todo con gestos violentos. El discurso del concierto continúa de manera que rompen varios objetos de los que habían dispuesto por el escenario. Pero quizá el momento más álgido fue cuando uno de los músicos cogió su guitarra, la alzó y comenzó a golpearla contra una mesa hasta destrozarla. La gente aplaudía y chillaba emocionada como “oh que acto más rebelde, como es capaz de destrozar su instrumento!»

En ese momento, pensé que era una imagen calcada a la performance «One for Violin Solo» de Nam June Paik (fluxus) en la que él coge un violín y lo destroza contra una mesa. En este caso esta acción tenía un sentido concreto, eran los 60, fluxus era un grupo que trabajaba con sonido pero quería huir de los convencionalismos de la música… así el acto tiene un propósito, el de generar «ruido» a partir de un instrumento musical clásico. Y claro, a la vez la acción tiene el punto transgresor, pero como ya he dicho, estábamos en los 60.

Supongo que este grupo pretende diferenciarse en el directo de otros grupos del mismo estilo, y que para dar un toque cool a sus conciertos destrozan instrumentos, sin tratarse de un grupo de punk, heavy o hardcore, sino de chicos con camisa de cuadros y gafas de pasta. Y ya no entro en si ellos tienen conocimiento o no de que este tipo de acciones ya se hayan hecho anteriormente, quizá eso no es lo más importante ya que no hay nada nuevo, pero si me gustaría saber el sentido de esta provocación.

Y qué pasa con el traje de filetes de Lady Gaga? Alguien ha escuchado en televisión o en otros medios que este traje ya lo hizo Jana Sterbak en los 80? cómo puede cogerlo el marketing del pop y mostrarlo como algo transgresor y radical tantos años después? y encima sin nombrar los referentes… y la gente anda por ahí diciendo: has visto el traje de filetes que llevó Lady Gaga?

laura llaneli

Uso de cookies: Utilizamos cookies en este sitio web para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies