Conectando a mujeres alrededor del mundo. Entrevista a Female Laptop Orchestra

Con motivo de Rarefacció, el programa de música y sonido de Audio Formal, Natalia García entrevista a Female Laptop Orchestra, invitadas en la cuarta y última sesión del ciclo.

NATALIA GARCÍA. Como sabemos, siempre ha sido más difícil para las mujeres ser parte de una orquesta sinfónica. Para ello se necesitaron no solamente audiciones a ciegas sino también otras especificidades como las audiciones sin zapatos para prevenir discriminaciones de género -por el sonido que los tacones generaban-. ¿Hay algún tipo de relación entre el modelo clásico de orquesta y la visibilidad femenina en su proyecto?

FEMALE LAPTOP ORCHESTRA. Cuando comencé el proyecto en 2014, me acerqué a las mujeres que conocía que estuvieran haciendo música y las invité a unirse. Como todas estábamos haciendo investigaciones universitarias, les pregunté por temas particulares que quisieran explorar (como parte de su investigación) y así poder incorporarlo a las actividades de FLO. También pregunté por eventos especiales que tuviesen ganas de hacer (conferencias, festivales, etc.) que les parecieran adecuados para las performances de FLO, y en el caso de que tuviéramos que trasladarnos, cuál era la situación económica de lxs organizadorxs en el caso de tener que compensar los costes. Este se convirtió en el marco de trabajo para las actividades que comenzamos a desarrollar. En el camino, nos encontramos con cada vez más compañeras femeninas que fueron invitadas a participar, tanto como compañeros haciéndonos conexiones con algunas otras mujeres para que también se nos unieran.

N. G. Desde la década de los 80s, la tecnología y la digitalización fueron dos herramientas que permitieron la incorporación de más mujeres en las plataformas virtuales. Esto se debió en gran medida a la posibilidad de comunicarse e interactuar sin las barreras físicas/corporales. ¿Crees que hay alguna relación entre el empoderamiento femenino y el trabajo musical y tecnológico -a saber, dos de los sectores donde hoy en día sigue habiendo un gran déficit de cupo femenino- en su práctica?

F.L.O. Como el proyecto nació en parte de esas conexiones universitarias, todas más o menos relacionadas con HCI haciendo foco en lo musical, estábamos todas dispuestas a incorporar en las performances con FLO, nuestras investigaciones acerca de como podría funcionar todo lo explorado en el mundo real. Desde el principio tenemos una página web donde fuimos resaltando y anotando todos los proyectos y todas las participaciones relacionadas con FLO, con el propósito de dar mayor visibilidad.

N. G. ¿Cuál es la relación entre la participación de la audiencia y la experiencia más contemplativa que se genera en vuestras performances?

F.L.O. En algunas de las performances utilizamos Twitter para involucrar al público (la audiencia tuitearía las respuestas que iríamos incorporando en nuestras interpretaciones respondiendo musicalmente). También utilizamos una plataforma para teléfonos móviles que convertían el texto en sonido (para que la audiencia participara musicalmente mediante el texto escrito). Siempre estamos en la búsqueda de nuevas formas de participación, y últimamente hemos estado haciendo muchas sesiones de Q&A al final de las performances para enseñar las herramientas que utilizamos, explicar los procesos sobre como trazamos las performances y como podemos conectarnos audiovisualmente con personas remotas. La idea es desmitificar el proceso y compartir las herramientas que usamos con la audiencia para que en el mejor de los casos sirvan o inspiren sus prácticas en sus propios proyectos.

N. G. En el workshop que organizaron en Hangar ofrecían un 50% de descuento para las mujeres. ¿Han visto algún cambio en la participación? ¿Tienen algún otro tipo de políticas de inclusión para atraer a más mujeres al escenario? ¿Incentivar es parte de sus propuestas?

F.L.O. Ofreciendo un 50% de descuento queremos motivar a las mujeres a que se nos unan. En Hangar, solamente tuvimos participación femenina, así que no podemos estar seguras de que haya sido por el descuento o que nos llamemos «orquesta femenina», o una combinación de ambas.

Últimamente, he realizado varios workshops de producción musical en Australia y Croacia y he notado un gran cambio dinámico en la participación de ambos géneros. Varias participantes femeninas me han dicho que han comenzado a sentirse mucho más cómodas al hacer preguntas mientras estuviesen acompañadas de otras participantes femeninas.
Quizás una buena forma podría ser realizar actividades especificas para participantes mujeres, con una perspectiva en la transmisión de conocimientos y soporte en un entorno cuidado donde se puedan hacer todo tipo de preguntas, con el fin de generar la confianza necesaria para el trabajo con tecnología musical y así poder ofrecerles la opción de elegir si colaborar con hombres, mujeres u otros!

N. G. Cómo he podido leer, venís trabajando con FLO hace 4… 5 años, verdad? ¿Cuál es el rol en el contexto musical y de conciertos? ¿Dónde os gustaría estar en algunos años? ¿En que sitio en el mapa (virtualmente hablando) os colocáis como trabajadoras musicales femeninas? ¿Como trabajáis con las colaboraciones?

F.L.O. El rol de FLO, como lo he visto en un primer momento, era conectar mujeres de todo el mundo para colaborar en la composición musical. Recientemente hemos expandido esto en función de colaborar con otro tipo de mujeres como bailarinas, video artistas y artistas de RV. Nuestra misión sigue siendo conectar mujeres a lo largo del mundo, pero nuestras herramientas han cambiado ya que el medio en el que nos situamos esta en constante evolución.

Estamos simultaneamente situadas (por ejemplo en Hangar) y en todo el mundo (dependiendo en quien esta haciendo la performance con nosotras y donde están situadas las otras colaboradoras en ese momento) Esta co-locación vs. La distribución de FLO, genera muchísimos desafíos artísticos, tecnológicos y comunicacionales. Lo más desafiante tiene que ver con la comunicación días antes de y durante la performance. En Hangar utilicé 3 ordenadores, 2 mesas de mezcla, y un teléfono móvil como parte de la gestión performática. No creía que fuera posible realizar esto con solamente dos manos… ¡pero si que lo logré! hahaha

N. G. ¿Hay algún tipo de relación entre sus títulos de doctorados, masters y posgrados con su trabajo como músicas y técnicas? ¿Hay alguna meta que os gustaría alcanzar considerando sus pensamientos con respecto a este tema?

F.L.O. ¡Ver respuestas anteriores!

N. G. He visto que han hecho no solamente performances sino también charlas, workshops, conferencias, etc. ¿En cuál de estas prácticas os sentís más cómodas? ¿Hay alguna otra situación en las que os gustaría participar?

F.L.O. Cada una de estas escenas sirve para diferentes propuestas. Hemos hecho performances en diferentes conferencias académicas relacionadas con música y computación, porque algunas de nosotras hemos presentado investigaciones institucionales y papers para esas conferencias. Como las tarifas para presentarse a estas performances suelen ser bastante elevadas, presentar un concierto suele tener sentido. También hemos participado en espacios artísticos, festivales y colaboraciones con otros grupos, compositoras, realizadoras audiovisuales y orquestas telemáticas.

Antes de realizar los talleres con FLO en Rarefacció, como parte de mi como parte de mi beca Macgeorge en la Universidad de Melbourne y residencia artística en la Academia de Música de la Universidad de Zagreb, he realizados muchísimas clases magistrales, charlas, y talleres orientados en la producción musical, y he podido presentar FLO como proyecto a las audiencias de Australia y Croacia para recibir feedback.

También he podido organizar 5 conciertos de FLO para tocar con nuestras colegas de Melbourne y Sydney (que de momento solo han podido participar con nosotras a la distancia) y con el Ensamble de Flautas de Zagreb (que colaboró con FLO en 2016), conocer también algunas mujeres compositoras, bailarinas, poetas, artistas visuales de Australia y Croacia y comenzar nuevas colaboraciones con bailarinas de Japón. En una de nuestras colaboraciones participaron las colegas de Ethernet Orchestra (EO) que de momento continuamos la relación.

En Australia, también pude realizar experimentaciones super divertidas de colaboración en la producción musical en diferentes contextos, por ejemplo llevé la performance «fuera del edificio” y “fuera de la red” haciendo cosas localizadas como por ejemplo en el jardín de mi casa (introduciendo improvisaciones con flauta y paisajes sonoros) o un pequeño concierto en un barco en el medio del río Yarra, con la batería de mi ordenador portátil que alcanzara, altavoces con bluetooth mezclado con el sonido del rio, y el ambiente sonoro de la vida silvestre de Australia. Fue más allá de lo increíble, y ahora mismo sigo en la búsqueda de realizar más experiencias similares. Me imagino que el patio de Hangar puede ser un buen espacio para esto. ¡Tenéis un clima perfecto durante todo el año!

Categorias: Blog Audio Formal |

Uso de cookies: Utilizamos cookies en este sitio web para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies